Consejos del Ministerio de Salud para prevenir dengue, zika y chikungunya en caso de viajar

A través de su sitio web, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda a los viajeros que se trasladen en avión a zonas de circulación de los virus del dengue, zika y chikungunya -transmitidos por el mosquito Aedes Aegypti-, que lleven repelentes líquidos o en crema, ya que el
reglamento de aviación comercial prohíbe el traslado de productos en aerosol tanto en el equipaje de mano como en el de bodega.

2016-01-27-mosquitoRecordó además que en bolsos de mano sólo están permitidos los productos líquidos o cremas en envases de hasta 50 mililitros, mientras que los que superen ese límite de contenido deben llevarse dentro del equipaje que se traslada en la bodega de las aeronaves. No obstante cada aerolínea tiene su propia recomendación respecto a los mililitros permitidos.

La cartera sanitaria nacional viene llevando adelante campañas de prevención del dengue, el zika y la chikungunya, incluyendo en ellas recomendaciones para los viajeros.

Para más información: http://www.msal.gob.ar/viajeros/

» Nota original / clic aquí

Más recomendaciones para viajeros

El dengue, chikungunya y zika se transmiten solamente por la picadura del Aedes aegypti. Cuando este tipo de mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de alguna de estas enfermedades y luego pica a otras personas, les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de mosquitos infectados. No se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos.

Como no existe ninguna vacuna que proteja de estas enfermedades, las medidas de prevención deben dirigirse a eliminar de todos los objetos que sirven de criaderos al mosquito y también evitar sus picaduras.

Quienes viajen a zonas con presencia de estas enfermedades deben seguir los siguientes consejos:

  • Evitar en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, las horas de mayor actividad del mosquito.
  • Usar mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.
  • Utilizar espirales o tabletas repelentes.
  • Proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación.
  • Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y renovar su aplicación cada 3 horas aproximadamente. Deben utilizarse productos que contengan DEET (N,N-dietil-m-toluamida) ya que son los más eficaces.
  • Rociar también la ropa con repelente porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.
  • En los bebés menores de dos meses de edad no se recomienda utilizar repelentes.
  • En los niños mayores de dos meses se deben usar repelentes con concentraciones de 10% de DEET. Se recomienda leer las etiquetas de los productos.
  • No permitir que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente, siempre lo debe hacer un adulto evitando aplicarlo en los ojos y bocas de los niños y usarlo cuidadosamente alrededor de los oídos.
  • No aplicar el repelente en las manos de los niños, ya que éstos podrían poner sus manos en sus bocas, ni en piel irritada, cortada o quemada.
  • No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.
  • Ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos, consultar al servicio médico local.
  • No automedicarse, evitando especialmente tomar aspirinas, ibuprofeno o aplicarse medicamentos inyectables ya que favorecen las hemorragias.
  • Si durante las dos semanas posteriores al viaje a zonas afectadas por esta enfermedad se presentan síntomas de dengue, concurrir al médico inmediatamente.
  • El dengue, chikungunya y zika se transmiten solamente por la picadura del Aedes aegypti.

» Nota original / clic aquí

Las mujeres embarazadas o en edad reproductiva deben extremar las medidas de prevención de picaduras de mosquitos debido a la asociación entre el virus Zika y el riesgo de malformaciones fetales, como microcefalia. Además, los adultos en general pueden presentar consecuencias neurológicas.

Si durante el viaje o al regreso se presentan síntomas de alerta (fiebre, dolor muscular o articular, vómitos, malestar general o sarpullido), no automedicarse y consultar inmediatamente al médico.

Anuncios