Lautaro González, DT de Poeta: «Nuestro ADN es la defensa, el sacrificio y la solidaridad»

Los abrazos se repetían una y otra vez. Y la sonrisa no le entraba en la cara. Su camisa blanca, bien arremangada, ya no lucía prolijamente planchada. Estaba mojada de sudor propio y, sobre todo, ajeno: el de los jugadores que habían dado vuelta un partido de locos, para festejar por primera vez como locales en el debut del club en una Liga Cordobesa de básquetbol de mayores. Lautaro González, entrenador del Club Poeta Lugones, disfrutaba de uno de esos momentos que se atesoran para siempre.

«Tengo sensaciones un poco encontradas. Por un lado, una gran alegría por los chicos, por cómo venimos entrenando, por el esfuerzo que vienen haciendo y también por cómo se dio el juego. Pero a la vez quiero que tengamos mesura: faltan dos fechas de la fase regular y, si bien es un paso bárbaro, aún falta mucho», destacaba el técnico después de la victoria 72-68 sobre 9 de Julio de Morteros.

«Bajamos a uno de los equipos top de la Liga, pero no hay que festejar tanto. Hay que disfrutar ahora, pero pronto ponerse a pensar en el partido del próximo viernes», añadía el técnico que vio crecer a muchos de los jugadores que hoy juegan de igual a igual frente a clubes poderosos del certamen más prestigioso del básquet provincial.

lautaro-2

–Más allá de la mesura, ¿dimensionás que le ganaron a un equipo armado para ascender y con una gran estructura en todo sentido?

–No, la verdad es que no lo dimensiono ahora. Seguramente con el correr de los días o las horas lo vamos a dimensionar un poco. Me ponen muy contento la entrega y el corazón de este equipo. Después analizaremos y pondremos en perspectiva lo que estamos haciendo, pero mientras vamos caminando no tenemos tiempo de mirar todo el panorama.

–Tuvieron un primer tiempo muy adverso y, después de darlo vuelta, ellos volvieron a despegarse. ¿Pensaste que se les escapaban o siempre creíste que estaban en partido?

–No, no pensé que se nos fueran a escapar definitivamente. En el primer tiempo jugamos mal, sobre todo en defensa. En el entretiempo cambiamos algunas cosas, sobre todo en la forma de defender los pick and roll y después, cuando nos sacaron siete puntos en el último cuarto (66-59) ya estábamos entre la espada y la pared. Era cuestión de defender y no fallar en ofensiva. Nos pusimos ahí nomás de vuelta y el cierre ya era para cualquiera.

lautaro-3

–En estos cuatro partidos tuvieron chances en todos: sumaron dos triunfos y perdieron con Matienzo en suplementario y con 9 de Julio casi lo llevan al tiempo extra. ¿Competir así, de igual a igual, era la meta para esta Liga?

–Queríamos competir así, ir a todas las canchas a morderle el cuello al rival y tratar de ganar cada juego. Como siempre decimos con los chicos, no queremos traicionar la esencia, nuestro ADN, que es la defensa, el sacrificio y la solidaridad. Mientras hagamos eso, le vamos a competir a cualquiera. No tengo dudas. Hoy no fue así en el primer tiempo y lo podríamos haber perdido, pero también podríamos haber ganado el primero y el tercero. Esto se define por detalles.

–En ese terreno, el de los detalles, ¿qué cuestiones esenciales cambiaron para poder ganarle a un equipo tan fuerte?

–En el segundo tiempo modificamos la forma de defender los pick and roll en el eje. Eso fue fundamental. Y no cambiar tanto, a diferencia de la semana pasada, cuando nos dio resultados. «El Pachi» (Coronel, DT de 9 de Julio) se había venido preparado y al principio nos mataron a triples. Sabíamos que era difícil que ellos mantuvieran ese porcentaje del primer tiempo. Era una locura. Además, eran todos tiros muy cómodos, y eso me molestaba. Después tratamos de no cambiar tanto y de hacerles más engorroso el tráfico en la zona pintada. Buscamos que jugaran el pick lo más lejos posible. Se empezaron a confundir, ya no tiraron cómodos y pudimos ganarlo.

Anuncios