Calles del barrio: Santiago Baravino

La calle Santiago Baravino atraviesa el barrio: nace en La Colectora próxima a la Circunvalación, atraviesa las plazas Gaucho Rivero y Juan Moreira, se abre a la altura del cruce con Cayol y vuelve a tomar una ligera curva en la intersección con Lazcano Colodrero, para hacerse recta hasta el final de su recorrido, en Quinquela Martín.

Por ello, en su trazado atraviesa los barrios Nuevo Poeta Lugones, Poeta Lugones y Las Magnolias.

Más allá de todo esto, ¿quién fue Baravino? ¿Por qué se inspiraron en él para denominar así a esta calle?

En realidad, el nombre correcto es Santiego Barabino y sentó, junto con otros compañeros, las primeras ideas para la creación de la Sociedad Científica Argentina, que finalmente se creó en 1872 para coordinar el desarrollo científico de nuestro país.

En ese momento, Sociedad Científica Argentina incluía todas las manifestaciones científicas y tecnológicas de su momento. Es un centro totalizador de la promoción y divulgación de la mejor ciencia en la Argentina y ha sido generadora de otras instituciones científicas.

En su ya casi siglo y medio de vida se constituyó en la institución científica más importante de la Argentina perteneciendo y actuando en ella los hombres más relevantes de la ciencia nacional e internacional.

Precisamente, las primeras ideas de su creación habían sido gestadas en 1871 por Santiago Barabino, Valiente Noailles, Justo Dillon y Luis A. Huergo, todos ellos en aquel momento estudiantes del departamento de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires.

Al poco tiempo el Dr Germán Burmeister, en ese entonces director del Museo de Ciencias Naturales, y el Profesor Emilio Rossetti apoyaron la idea surgida entre los estudiantes.

Posteriormente se agregó al grupo fundador Estanislao Severo Zeballos, futuro gran jurisconsulto, quien sería uno de sus principales promotores y uno de sus miembros más activos, autor de gran parte de las iniciativas de la Sociedad en sus primeros años.

Las principales funciones de la institución eran:

  • Fomentar el estudio de las ciencias matemáticas, físicas y naturales, y sus aplicaciones.
  • Estudiar las publicaciones, inventos o mejoras científicas, en especial las que tuvieran una aplicación práctica en el País.
  • Reunir a los ingenieros, tanto del país como extranjeros, a los estudiantes de ciencias exactas y a las demás personas cuya ilustración científica sirviese para el logro de los dos objetivos anteriores.

 

» Más info, en Wikipedia / clic aquí

 

Anuncios