“Estamos permanentemente en la calle y los vecinos saben de nuestro accionar”

Segunda parte de la entrevista con Eduardo González, Director del CPC Monseñor Pablo Cabrera.


La mañana es fría y gris. En su despacho, Eduardo González, Director del CPC Monseñor Pablo Cabrera, destaca acciones centrales de su gestión al frente del Centro de Participación Comunal y avanza en un extenso diálogo con NuevoPoetaLugones.com. En la primera parte de la entrevista ya enfatizó que en breve debería estar solucionado el 90 por ciento de los problemas de luminarias y anticipó que estima que a fines de agosto estarán asfaltadas las dos cuadras de Santiago Baravino sobre las cuales ya se comenzaron las obras.

Luego, ante una pregunta simple pero reiterada, se detiene en un tema clave. ¿Cuál es el canal más efectivo y concreto para que los vecinos puedan asentar un reclamo o buscar una solución en temas como Alumbrado Público y bacheo? “El CPC es la vía más rápida para recibir todo tipo de reclamo de alumbrado y bacheo, aunque sabemos que esta cuestión es complicada. Después de las grandes lluvias de febrero, la ciudad quedó muy deteriorada. Se va trabajando constantemente”, señala.

–En cuanto al bacheo, en algunas zonas se repara rápidamente el asfalto dañado y en otras hay pozos desde hace meses. ¿Cómo se asignan las prioridades?

–Se priorizan las calles sobre las cuales hay recorridos de colectivos y también las avenidas. Los baches comunes se piden y se hacen. Tal vez no tienen la celeridad de respuesta de las zonas de los grandes centros comerciales o de las zonas en las que hay gran afluencia de vehículos. Pero estamos sobre el tema: tenemos listas y listas de pozos y luminarias, que usted puede ver aquí (muestra los planos, con mapas y nóminas de desperfectos a recomponer).

–¿Es muy amplia el área o la jurisdicción de este CPC? ¿Por qué, existiendo un detalle de los problemas a solucionar, muchas veces se demoran las respuestas?

–Yo siempre digo que hay que tener paciencia y la ciudad es muy grande: se ha extendido muchísimo. La jurisdicción de este CPC es de 27 barrios y hay que atenderlos a todos, sin distinciones. Nuestra jurisdicción comienza en el Aeropuerto y termina en Boulevard Las Heras, por lo que hay mucho para hacer cada día. Es complejo. Mientras sea constante la reparación de los baches, creo que en el corto tiempo podemos armonizar ese tema. Hay muchas cosas para hacer.

Eduardo Gonzalez interior


“Desafíos, más allá de los reclamos”

González asegura que hay un trabajo silencioso que nadie conoce y manifiesta que sale en su auto a relevar luminarias. Tiene siempre a mano los planos de las diferentes zonas que corresponden a su CPC y, antes del amanecer, algunos días a la semana trata de mantener actualizada la nómina de luces a reparar en cada barrio.

–En relación con Alumbrado Público, hubo un comentario repetido por diferentes vecinos: que varias familias debieron abonar 200 pesos, para juntar una determinada suma, para que se repararan luminarias en una cuadra. ¿Han recibido reclamos respecto de esa cuestión?

–No me consta que ocurra eso y no hemos recibido reclamos en tal sentido. Andamos por detrás de los camiones de Alumbrado Público, en los barrios, y en algunos casos, como en Marqués Anexo, estuvimos acompañados por gente del Centro vecinal. Veo difícil que eso ocurra.

–Más allá de todas estas cuestiones que se relacionan con los reclamos, concretos, ¿qué otras obras los enorgullecen en la zona?

–Tenemos algunos desafíos lindos, más allá de los reclamos puntuales. Por ejemplo, haber colocado la reja en la laguna de retención de la Cardeñosa, a 200 metros del Híper Libertad, porque siempre se tapaba por el material que tiraba la gente: cubrecamas, colchones y hasta sillones. Cuando ese desagüe se tapaba, el agua rebalsaba hacia la calle, y teníamos que salir a cortar la calle. La gente no sabe que ese desagüe, de 1 metro de diámetro, se limpia con hombres, no con máquinas. Pudimos hacer la reja de contención, de 5 metros de largo: parece una “tontera”, pero por más que se tiren desechos a la laguna, ahora el desagüe va a funcionar sin mayores problemas.

–Al comienzo de la nota (http://bit.ly/1L6w9wJ) usted también mencionó otro desagüe: el que se realizará en la zona aledaña al CPC.

–Es otro desafío que tenemos. Sobre todo detrás del CPC, los vecinos padecen inundaciones o mucha agua en las calles Orozco o Miatello. Cada vez que se inunda, tratamos de ayudar a los vecinos. Hemos hecho el proceso, los expedientes y se estaba designando la partida y creo que en breve empezaremos con ese desagüe, uno más de los que realizó el intendente Mestre en esta gestión.


Cuestión de comunicación

–¿Siente que hay una comunicación fluida del CPC para con los vecinos? Por momentos, la impresión es que hay una comunicación “macro” de prensa de la Municipalidad, pero no se apunta a lo “micro”, en la zona del CPC y su zona de influencia.

–Pienso que existe esa comunicación. En eventos, se le informa al vecino. Con el vicedirector estamos permanentemente en la calle y los vecinos saben de nuestro accionar. Nos ven diariamente en la calle o en el CPC, sin problema de atender a nadie. La relación con los vecinos es bastante personalizada, porque estamos bastante en la calle. Nunca nos van a ver de saco y corbata, sino que estamos vestidos informalmente o de zapatillas, porque estamos recorriendo permanentemente los barrios.

–En ese sentido, ¿quiénes se constituyen en interlocutores válidos y constantes de la zona más allá de alguna gestión de un vecino en particular? ¿Con quiénes hay un ida y vuelta más fluido?

–De la Asociación Civil, su representante más saliente es Fabiana Sosa. Pero son muchas personas con las que tenemos diálogo abierto y permanente: el presidente del Centro Vecinal de Poeta Lugones o los integrantes del Centro de Jubilados. Y con la gente común, de los negocios. Tratamos de caminar los barrios y de estar en contacto con la gente.

–¿El vecino siente como “propio” el CPC o lo considera un lugar para hacer algunos trámites y reclamos? Por lo dialogado con algunas personas relacionadas con las áreas de Deportes y Cultura, el vecino suele ser reticente a acercarse, hasta conocer una propuesta y poder involucrarse.

–Quizás sea un punto débil de nuestra gestión: comunicar más sobre los talleres de las diversas áreas. Hay muy buenos profesionales y tenemos una variada y nutrida grilla de talleres en el CPC. Tal vez a la gente le cuesta creer todo lo que se hace en Deportes y Cultura en el CPC.

Entrevista: Gabriel Rosenbaun

(*) La primera parte de esta entrevista fue publicada aquí / link

.

.

Anuncios