Calles del barrio: Joaquín Camaño y Bazán

Joaquín Camaño y Bazán fue un sacerdote, teólogo, filósofo, cartógrafo, historiador y lingüista español de los siglos XVIII y XIX. Nació el 13 de abril de 1737 en La Rioja, en el Virreinato del Perú, y murió en agosto de 1820 en la ciudad española de Valencia.

Según diversas fuentes, fue considerado uno de los sacerdotes más sabios de Argentina y América.

Cursó sus estudios en la Universidad de Córdoba, en la que se graduó en Teología y Filosofía. Ingresó en la Compañía de Jesús a los 20 años de edad.

Estudió gran cantidad de lenguas, llegando a dominar el latín, el griego, el francés, el italiano y varias lenguas indígenas, entre ellas el quechua, chiquitano y guaraní.

Fue cura de la misión guaranítica de San Javier y, desde 1763, cura de la misión de San Javier, en las Misiones de Chiquitos, al Este de la actual Bolivia. Por aquellos años fue el jesuita criollo más joven en aquellas tierras. Actuó como párroco en varias de ellas, las cuales se encontraban dentro de la vasta región denominada Gran Chaco.

Al ser expulsados los jesuitas en 1767 de todas las posesiones de España y su imperio, terminó recalando en Faenza, Italia. Allí se dedicó a la enseñanza de la Filosofía, alcanzando un gran renombre, y luego pasó a Imola.

Asimismo, Camaño y Bazán realizó planos cartográficos y etnográficos de los indígenas de la región chaqueña.

Escribió un valioso tratado al que llamó Noticias del Gran Chaco, publicado en Imola hacia 1785: el mismo contenía valiosas informaciones sobre indígenas, fauna y flora de la región chaqueña, tanto de su región sur -perteneciente en la actualidad a la Argentina- como a su extremo norte, que actualmente es parte de Bolivia.

También escribió un monumental Diccionario geográfico histórico de las Indias -que se perdió durante las guerras napoleónicas- y un Diccionario de Lenguas de los indios chaqueños.

Intercambió correspondencia con Ambrosio Funes, hermano del Deán Funes y personaje importante de la Provincia de Córdoba durante la época de la Independencia de la Argentina.

Al ser restablecida la Compañía de Jesús, reingresó a la misma en su sede de Valencia, en España. Enseñó Teología en el Seminario de su Orden, y fue también confesor y padre espiritual de los novicios del mismo.

Entre sus alumnos estaban los jesuitas que llevarían la Compañía de regreso a la Argentina en 1836.

Falleció en Valencia, España, en 1820.

Anuncios